Insuficiencia renal

La insuficiencia renal corresponde a la falla de los riñones. Normalmente los riñones filtran las sustancias tóxicas o de desecho presentes en la sangre y también el exceso de líquido. Como producto de este proceso de purificación se produce la orina, que se acumula en la vejiga urinaria y cada cierto período de horas la persona debe orinar para vaciarla.

La insuficiencia renal puede ser crónica, es decir, se desarrolla a lo largo de meses o años y la función renal disminuye progresivamente, o puede ser aguda, presentándose en forma rápida al cabo de horas o días.

En su etapa final, la persona con un daño importante de los riñones debe usar diálisis para limpiar su sangre y según la causa y su edad puede ser candidata a un trasplante renal.

Sintomas: 

Los síntomas en la insuficiencia renal aguda se caracterizan por un aumento rápido de la presión arterial (ya que no se elimina el exceso de líquido), disminución de la cantidad de orina producida, dolor de cabeza, malestar general, náuseas, sangre en la orina, falta de aire. En la insuficiencia renal crónica los síntomas son progresivos e incluyen malestar general, fatiga, presión arterial elevada, picazón, tez amarillenta, palidez, mareos, mala memoria, mal sueño, falta de aire y otros.

Causas: 

Las causas son muchas, una de las principales es el daño renal por hipertensión arterial crónica mal controlada que en forma progresiva daña pequeñas arterias dentro del riñón en las que se filtra la sangre. Las causas de una insuficiencia renal crónica también pueden ser:

  • Nefropatías. Son enfermedades del riñón que pueden suceder cuando nuestro sistema inmune (de protección contra las infecciones) reconoce como extraño el órgano y ataca su estructura
  • Daño de la arteria renal que lleva sangre hacia el riñón por una malformación o acumulación de tejido graso en su pared debido a un colesterol elevado por largo tiempo

Las causas de insuficiencia renal aguda son algo diferentes e incluyen:

  • Traumatismos del riñón, por ejemplo durante un accidente automovilístico
  • Uso de medicamentos tóxicos para el riñón, algunas personas tienen reacciones no esperadas a medicamentos como analgésicos o antibióticos
  • Uropatía obstructiva. Se produce debido al bloqueo al drenaje de la orina, con presiones aumentadas que afectan al riñón, por ejemplo, el bloqueo por un cálculo renal
Diagnóstico: 

En general los pacientes consultan por malestar general o por presión arterial elevada. Los exámenes de sangre muestran una creatinina elevada, que es un producto del metabolismo que para eliminarse necesita de un riñón funcionando normalmente. Exámenes adicionales como ecografía de los riñones, análisis de orina y radiografía de tórax son solicitados en forma rutinaria pero exámenes específicos dependen de la causa sospechada y la edad del paciente.

Prevención: 

Es muy importante en aquellos individuos con factores de riesgo para presentar daño renal, como en pacientes con hipertensión arterial, enfermedades inmunes (como lupus o artritis reumatoide) o en tratamiento con drogas potencialmente tóxicas (pacientes con VIH y enfermedades inmunes), y consiste en el control rutinario de la función renal con la medición de creatinina y la ingestión adecuada de agua cada día.

Tratamientos: 

El tratamiento general incluye el cálculo de la ingestión permitida de líquidos y el control de otros factores que empeoren el daño renal, como la presión sanguínea (dieta baja en sal, medicamentos para bajar la presión), evitar el uso de medicamentos tóxicos para el riñón y según la causa primaria de insuficiencia renal, el uso de otros medicamentos o procedimientos médicos. El tratamiento de la insuficiencia renal terminal es la diálisis y en los candidatos aptos es el trasplante renal.

Autor/es: 
Última actualización: 
Jueves, Septiembre 3, 2015