Mononucleosis

Enfermedad del beso

La mononucleosis es una infección provocada por virus y que produce síntomas muy similares a la gripe: fiebre, cansancio, dolor de garganta, dolor de cabeza o muscular, e inflamación de las amígdalas (tonsilas) o de otros ganglios. Se contagia a través de la saliva, de ahí el nombre de "enfermedad del beso". La mononucleosis es más frecuente en jóvenes de 15 a 17 años. Los pacientes mejoran normalmente al cabo de 2 a 4 semanas y no suele haber complicaciones.

Sintomas: 

Los síntomas más frecuentes son los indicados en el siguiente listado.

Causas: 

La vía habitual de contagio de esta enfermedad es la saliva ("enfermedad del beso"). El responsable suele ser el virus Epstein- Barr y el período de incubación puede durar entre 4 y 7 semanas. No está del todo claro el tiempo en el que una persona infectada es contagiosa, pero podría durar desde algo antes de que aparezcan los síntomas hasta varias semanas después de su desaparición.

Complicaciones: 

Algunas posibles complicaciones son la infección de la garganta por otros microorganismos, anemia hemolítica, rotura del bazo, inflamación de los testículos, y hepatitis.

Tratamientos: 

No existen medicamentos específicos para esta enfermedad y los antivirales generales no parecen tener ningún efecto beneficioso. Los tratamientos habituales tratan de aliviar los síntomas (analgésicos y antipiréticos, para controlar el dolor y la fiebre). Es importante, en caso de que el bazo esté inflamado, evitar los deportes intensos, ya que una de las escasas complicaciones graves de la mononucleosis es la ruptura del bazo.

Remedios caseros: 

Durante la enfermedad se recomienda descanso, beber mucho líquido, y gárgaras con agua y sal para el dolor de garganta.

Autor/es: 
Última actualización: 
Jueves, Septiembre 3, 2015